De la idea al negocio

De la idea al negocio

Académicos de Administración y Negocios de Cetys

De lo local a lo internacional ¿qué implica la internacionalización de una empresa?

4 Diciembre 2017

Por: Dra. Karina Parra Elizalde*

La nombrada “modernización” del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como la polémica forma en la que el actual presidente de los Estados Unidos de América (EEUU) se refiere a éste, ha hecho que muchas personas, que quizá no tenían en el radar este tratado de libre comercio, se interesen por el resultado que tendrán las negociaciones del mismo. Las relaciones de México y EEUU no están en el mejor momento. En el discurso nacionalista del presidente del país vecino, Donald Trump, se ha exaltado la falta de confianza que éste tiene hacia México. Sin embargo, como es bien sabido, la economía mexicana está fuertemente vinculada con la estadounidense. Según datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para el año 2016, el 81% de las exportaciones de México tuvieron como destino EEUU y 46.7% de sus importaciones provenían de este país. Esta situación, además de provocar un escenario de incertidumbre económica, ha invitado a reflexionar sobre las distintas estrategias que México debería adoptar para superar las consecuencias que la negociación del TLCAN podría traer consigo.

Ante este panorama, una de las preguntas que diversos expertos se han hecho es, si México debería explorar otros mercados y celebrar más tratados de libre comercio. Actualmente, según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) México cuenta con doce tratados firmados con más de 46 países. Por ejemplo, el que tiene con la Unión Europea, el cual representa un mercado de más de 500 millones de personas, formado por 28 países. Pero, ¿quiénes se benefician de estos acuerdos internacionales? ¿qué representan estos tratados si las empresas nacionales no logran la internacionalización? ¿qué oportunidades de negocio representan para las pequeñas y medianas empresas (PyMES)? El mismo TLCAN, que ha establecido una zona de libre comercio entre los tres países de América del Norte (Canadá, EEUU y México), lo cual implica un mercado de más de 400 millones de personas, ha beneficiado a un limitado número de empresas mexicanas.

A pesar de que los acuerdos de libre comercio establecen mecanismos de cooperación y vinculación entre diversas economías, como la reducción o eliminación de aranceles, o impuestos aduaneros, no todas las empresas nacionales logran los beneficios de la exportación.  Entonces, ¿qué implica la internacionalización de una empresa? Según Pro México, la internacionalización implica la participación directa de las empresas en otros países y es un proceso que fortalece la integración de la economía nacional a la economía global. Es decir, lograr que los productos y servicios locales penetren el mercado internacional. Lo anterior se traduce en diversas ventajas como; financieras, productivas, y comerciales. Entre tanto que, las exportaciones o la internacionalización de las empresas favorece al desarrollo de los países al generar empleos y divisas (Moreno, 2014).

La exportación es vital para el desarrollo del país y para la supervivencia de muchas empresas. En ese sentido, México ha desarrollado diversos programas para el fomento de esta actividad. Entidades como Bancomext, Pro México, Nacional Financiera, ofrecen asesorías, servicios de exportación, una red de distintos colaboradores y de alianzas estratégicas, así como financiamientos para lograr la internacionalización de las empresas. A pesar de contar con dichos programas, México concentra el 81.9% de sus exportaciones en el sector manufacturero (OMC, 2016). Siendo las empresas manufactureras, regularmente de origen extranjero, los principales exportadores en México.

Como diría el premio nobel de economía Paul Krugman en su participación en “conversaciones con The New York Times” en octubre del presente año, un país debe aplicar cuantas estrategias de crecimiento económico sean necesarios; inversión en infraestructura, en salud, en educación, en combate a la corrupción, así como buscar los beneficios del comercio internacional. En este sentido, México no solamente deberá explorar más tratados internacionales con otros países, sino que deberá explotar los que actualmente tiene robusteciendo al sector empresarial. El reto está entonces, en conseguir que un mayor número de empresas nacionales exporte sus productos y aproveche los beneficios de los acuerdos de libre comercio y que con ello logren su internacionalización.

*Sobre el autor: Es académica en la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Tijuana, actualmente coordina la Lic. en Negocios Internacionales Global Program (100% en inglés) y es especialista en los temas de Desarrollo Regional. 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.